4 claves para emprender sin pedir un préstamo

By | agosto 26, 2015
Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Empezar desde cero un negocio sin pedir un préstamo al banco puede ser algo difícil si tenemos en cuenta que la mayoría de PYMES necesitan un capital considerable para proveerse del equipo material y humano, que les permita empezar con su actividad empresarial.
prestamo emprendedor

Los gastos van a depender del tipo de empresa que queramos montar, pero en lo que si estamos de acuerdo es en que cada día resulta más difícil recibir financiación a través de un préstamo bancario o incluso, ayudas institucionales. De esa forma, no queda más remedio que acudir a la imaginación y echar mano de algunos recursos que nos permitan empezar nuestro negocio sin la necesidad de pedir un préstamo personal con altos intereses.

Exploremos cinco métodos de arrancar una empresa sin recurrir a un préstamo bancario:

1. Compra aquello que realmente necesites

Cuando empezamos una nueva empresa, muchas veces la ilusión y las ganas nos hacen comprar más de lo necesario o adquirir equipos sin prestar excesiva atención al precio. También deberemos ser realistas en cuanto a la cantidad de equipo que necesitamos, empezando con lo mínimo indispensable y aumentando nuestras compras a medida que el negocio vaya funcionando.

Los programas gratuitos, el equipo de segunda mano o compartir la oficina, son acciones que nos permitirán ahorrar recursos económicos que podremos utilizar más adelante.

2. Apóyate con una campaña de crowdfunding

Cada día son más los proyectos que se desarrollan gracias al crowdfunding, es una manera nueva y original de contactar con tu publico/clientes y recibir su apoyo económico para tirar adelante con tu empresa. Este modelo de financiación se basa en el impacto social, ya que tu campaña debe convencer a las personas que creerán en tu proyecto y te apoyarán haciendo donaciones.

3. La ayuda de familiares y amigos

Muchas veces no tenemos en cuenta este aspecto, por un simple echo cultural. Pero puede ser una magnífica manera de financiarnos e implicar a los que nos rodean en nuestra empresa. Para ello, te recomiendo que hagas un plan de negocios como si fueses a pedir el dinero a un banco, además de que marcarse unos objetivos viables es esencial para ti, también facilitará el acceso a los prestamos de amigos y familiares.

Explícales cuales son tus objetivos anuales y ponle plazo a la devolución de su préstamo.

4. Buscar un socio o un inversor

Muchos pueden verlo como perder el mando de la empresa o que será como someter sus decisiones a un jefe, eso es algo que debes valorar y finalmente decidir si únicamente quieres contar con una inversión, para seguir tomando todas las decisiones o contar además con el apoyo de un socio igualitario. Pero en cualquier caso, debes otear el horizonte y valorar si alguien podría ocupar este puesto, ya que puede facilitarte enormemente la vida el contar con los recursos de otra persona para arrancar la empresa, o en el momento de ampliarla.

Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *