Demandan flexibilidad laboral para impulsar el empleo con protección social

By | mayo 25, 2015
Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

flexibilidad laboral en Guatemala
Guatemala tiene al 71% de su población activa ocupada en trabajos informales, sin la posibilidad de acceder a ninguna protección social. Es ante esta situación cuando vemos como el Gobierno junto al sector empresarial, se juntan para proponer leyes que impulsen la inversión y el empleo, los salarios diferenciados, la regulación del trabajo por horas, o la flexibilidad laboral que permita abaratar el despido y en general disminuir los derechos del trabajador.

Estas medidas en su mayoría significan un perjuicio para los trabajadores y por otra parte han cosechado pocos éxitos en países de su entorno, como por ejemplo Honduras, donde se estableció el salario diferenciado en 2007 y no ha significado una mejora para los trabajadores, si no más bien una medida para maquillar la situción.

La realidad del mercado laboral en Guatemala es a la que enfrenta a 200 mil jóvenes cada año, que esperan conseguir un puesto de trabajo formal, pero de los cuales, tan solo 35 mil lo logran.

Cumplimiento de las leyes, cambios, y opiniones críticas

Sergio Paixao, representante de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), indicó que también para él la formalización del empleo es la única salida. Pero que en todo caso debe acompañarse de mejoras para el sector de los trabajadores, ofreciéndoles protección social, formación continuada, y seguridad social para la edad laboral y para su jubilación.

La opinión crítica respecto a estas propuestas del Gobierno y sector privado, venían de la mano de Jorge Briz, presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF). Quien afirmaba que antes de emprender este tipo de reformas se debe perseguir a la corrupción que asola el país, o la inseguridad que impide desarrollarse, crecer y crear riqueza. Hizo hincapié también en las dificultades que se encuentran los ciudadanos cuando acuden a la administración para formalizar su actividad, lo que provoca que muchos de ellos desistan.

Por su parte el presidente de la Cámara del Agroalimentaria, Nils Leporowsky, decía apoyar los cambios que establecerían el salario diferenciado y la flexibilidad laboral, pero una vez el país se encuentre en la situación de estar cumpliendo las leyes y convenios nacionales, además de las internacionales.

Foto cuc.org.gt

Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *