Maquila: ¿trabajo o esclavitud moderna?

By | junio 4, 2015
Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La maquila en la región centroamericana tiene rostro de mujer y por lo tanto, comparten las vicisitudes que implica la discriminación por género, el doble rol como jefas de hogar y trabajadoras -la mayoría son madres solteras- y la violación de sus derechos laborales al interior de las Zonas Francas.

maquiladoras
La Concertación Regional de Organizaciones Sindicales y de Mujeres en Defensa de los Derechos de las Trabajadoras de Maquila (CROSMUDETM), realizó el foro “Situación de la Maquila Centroamericana y Libre Comercio”, con el fin de analizar y compartir experiencias en la organización sindical y sus perspectivas en la región centroamericana.

Mercedes Maldonado de Honduras, Dolores Roblero de Nicaragua y Roxana Alvarado de El Salvador, comparten las realidades dramáticas de este sector: los salarios bajos, la falta de atención médica, ausencia de prestaciones sociales y la inseguridad laboral.

Junto a sus compañeros y compañeras, trabajan por el fortalecimiento del movimiento sindical en el sector productivo de las maquilas, un tema espinoso y árido para la patronal y gobiernos de la región.

Organizadas en la Federación Independiente de Trabajadores de Honduras, (FITH); la Confederación Sindical de Trabajadores de Nicaragua “José Benito Escobar”; la Federación de Asociaciones y Sindicatos Independientes de El Salvador (FEASIES), y Mujeres Transformando, buscan provocar un cambio en el panorama de la libertad sindical y el respeto a los contratos colectivos de trabajo.

Nicaragua : inseguridad laboral

De la inseguridad laboral habló Dolores Roblero, quien denunció la falta de reconocimiento de pensiones al término de la vida productiva de los y las trabajadoras de maquila y la inexistente atención sanitaria.

“Si no tenés las 750 semanas trabajadas y llegaste a los 60 años, perdiste todo… y no podés reclamar nada absolutamente. Y es por eso que ahora, ellos (los patronos), te despiden y no lográs sumar este tiempo, te botan también.

Si no produces las mil piezas diarias que quieren… hay gente que por el cansancio sólo logra dar 700, te botan… te quedas en la calle y ya”.

Según investigaciones de las federaciones sindicales, la población centroamericana es aproximadamente de 34 millones de ciudadano(a)s, y de los casi 21 millones de personas que se encuentran en edad económicamente activa, sólo hay 12 millones de personas trabajando (8 millones de hombres y 4 millones de mujeres), con salarios promedios de $133.00 dólares a extremos de $50.00

Dolores agregó que existe un contraste abismal entre el costo de un “saco para hombre” y el salario que reciben los operarios y operarias de confección.

“Nos pagan a 0.40 centavos de dólar la hora, para confeccionar un saco que valdrá $180.00 dólares, en el mercado y el costo del saco para el empresario sólo fue de $8.00 dólares. Tenemos una mano de obra terriblemente barata… esto lo investigamos nosotros como sindicato, no somos analfabetos sobre la producción”, dijo.

Honduras: Contrato Colectivo Irrespetado

“Tras una lucha de tres años por fortalecer nuestro sindicato, frente a la oposición de la patronal, logramos la negociación de un contrato colectivo que no ha sido respetado por la patronal” explicó Mercedes Maldonado, señalando un ministerio de trabajo, hondureño, indiferente, y una patronal anti sindicalista.

Maldonado aclaró que los incumplimientos del contrato colectivo por parte de la patronal se dieron en las áreas del aumento del 4% del salario mínimo; la cuota sindical y el cese de la represión a los miembros del sindicato.

“Nos pagan de 20 a 18 lempiras la hora de trabajo, son 18 lempiras por un dólar, y al final del año le pagamos Renta al fisco de 90 lempiras al año, por eso la gente, hasta en la dieta de su embarazo, se incorpora a trabajar y sin pensiones” agregó.

El Salvador : Trabajo Esclavista

Para Roxana Alvarado, miembro del Sindicato de las empresas CHARTER, que confecciona ropa para la marca GAP, distribuida en exclusivos almacenes, afirmó que el trabajo en la zona franca llega a proporciones “esclavistas o de encarcelamiento”.

Informó que pese a la exigencia en el cumplimiento de libertad sindical, trato digno de trabajadores y un ambiente de trabajo digno, los empresarios de maquilas, violan sistemáticamente las especificaciones laborales.

“Ya los hemos denunciado porque ellos siguen pidiendo el examen de gravidez en las mujeres, cuando eso es motivo de discriminación y despiden a los trabajadores que intentan sindicalizarse”.

Asimismo, denunció prácticas contra la dignidad de las y los trabajadores, que sufren arbitrariedades de contratantes coreanos y chinos, sin que exista un control sobre este tipo de acciones.

“Sabemos que en Hoon´s Apparel se castiga a las trabajadoras sacándolas a barrer la calle principal de la zona franca, en horas del mediodía; en otra empresa no dejan salir a sus trabajadoras en la hora de descanso… o comen la comida fría o consumen de la comida que los mismos dueños venden… esto viola la integridad de todos y todas”.

Fuente: www.diariocolatino.com

Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *