Corte de Mujeres contra la Explotación Capitalista Patriarcal

By | junio 9, 2015
Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Corte de Mujeres reveló que las raíces de la explotación no terminan con lograr reivindicaciones básicas en torno a sus derechos laborales, sino que son alimentadas por el capitalismo patriarcal que predomina en las sociedades actuales.

AUDIOS
1- Edelberta Gómez de la CST-JBE. Nicaragua
2- Selfa Sandoval. SITRABI y COLSIBA. Guatemala
3- Alba Pedrol. SUTRAP y CONUSI. Panamá
4- Clara Gómez. Campaña Comercio con Justicia. Mis derechos NO se negocian. Colombia

En el III Foro Social de las Américas se realizó la Corte de Mujeres contra la Explotación Capitalista Patriarcal. La actividad fue convocada por la Campaña Regional contra la Flexibilidad Laboral, de Centroamérica; el Grupo GALFISA, del Instituto de Filosofía de Cuba; y la Campaña Comercio con Justicia: Mis Derechos no se Negocian, de Colombia. Se realizó el viernes 10 de octubre en Guatemala.

En la Corte se conocieron los testimonios de diez mujeres trabajadoras de los países centroamericanos y de Colombia, todas integrantes de diversas organizaciones sindicales y de mujeres. Ellas denunciaron las condiciones precarias de su trabajo y de muchas otras mujeres en los sectores formales e informales, y las principales violaciones a sus derechos humanos laborales cometidas por las empresas en complicidad con los Estados.

En este espacio, las trabajadoras y luchadoras revelaron las estrategias que se usan en los centros de trabajo para despojarlas de sus derechos laborales básicos, y las tendencias en la sociedad, que las relegan a los salarios más bajos, con mayores cuotas de trabajo y dobles y triples jornadas laborales que no son reconocidas.

Asimismo, en los testimonios se denunciaron las diversas formas de discriminación y persecución que enfrentan al participar en las organizaciones laborales, entre estas se destacan la persecución sindical por parte del Estado y grupos empresariales, y la desvalorización de su papel en las estructuras de las organizaciones sindicales por ser estas un espacio tradicionalmente masculino y machista.

Plantearon sus esfuerzos realizados por conquistar espacios de decisión dentro de las organizaciones y por incorporar en la agenda de lucha de estas, las necesidades y reivindicaciones de las mujeres trabajadoras.
Las mujeres destacaron la importancia de continuar y ampliar los procesos de capacitación de las mujeres para que continúen asumiendo puestos de decisión en las organizaciones sociales y laborales, de fortalecer los procesos de articulación de las organizaciones que trabajan en defensa de los derechos laborales de las mujeres, y de enfocar la lucha por el cambio del modelo económico y cultural que domina en la sociedad.

También en la corte las mujeres plantearon el trabajo que realizan dentro de las organizaciones y sus propuestas de lucha ante el ataque sistemático a sus derechos laborales, y ante el modelo de sociedad capitalista patriarcal, el cual agudiza y saca ventaja de su condición de mujeres oprimidas y explotadas. Entre las experiencias que destacaron se encuentran los procesos de articulación de las organizaciones sociales, que se concretan en redes como la Campaña Regional contra la Flexibilidad Laboral, las coordinaciones entre las Secretarías de la Mujer de los diversos sindicatos de la región centroamericana, la Campaña Comercio con Justicia: Mis derechos no se Negocian, y otras redes nacionales e internacionales a las que se unen las organizaciones en las participan las mujeres testimoniantes.

Finalmente, en la corte se reiteró que las raíces de la explotación de la mujer no terminan con lograr reivindicaciones básicas en torno a sus derechos laborales humanos, sino que estas son alimentadas por el capitalismo patriarcal que predomina en las sociedades actuales. Se concluyó que la lucha de las organizaciones por los derechos de las mujeres debe darse en un marco más amplio de la lucha contra el mismo sistema, el cual legitima que estos derechos sean vistos como barreras para el enriquecimiento de unos cuantos a costas de la vida misma de muchas mujeres trabajadoras en el mundo.

Hay que compartir...Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *